Qué es una plancha para sublimar

Qué es una plancha para sublimar

La sublimación es uno de los métodos de impresión más confiables, y la plancha para sublimar es la herramienta básica para realizar este tipo de estampados serigráficos de impresión transfer y otros.

En el área textil, el sublimado es uno de los sistemas más utilizados, pues es económico, muy resistente al lavado y al desgaste y puede ser aplicado sobre una innumerable variedad de superficies, como tela, metal, acrílico, cerámica, vidrio, etc.

Con esta técnica se realizan estampados de calidad. Pero hay que tener en cuenta que la plancha para hacer la sublimación debe ser adecuada y ha de contar con ciertas características fundamentales.

¿Qué es la plancha para sublimar?

Una plancha para sublimar es la herramienta más importante para realizar una impresión por sublimación. Su función es la de añadir calor y presión de forma constante y uniforme en la superficie que será impresa, un aspecto indispensable para realizar la sublimación.

Este proceso de estampado consiste en transferir una tinta que se evapora mediante la aplicación de calor y que se encuentra en un papel especial. Al tomar contacto con un poliéster, este papel transfiere la imagen al objeto.

Para realizar un estampado por sublimación se requieren de 3 factores:

  • Presión
  • Calor
  • Tiempo

La plancha para sublimar es la que proporciona el calor. La temperatura adecuada es de 200ºC, que se debe aplicar por un tiempo determinado (de 15 a 45 segundos), y que varía según el material que vaya a ser estampado.

Cuanto más baja sea la calidad del material, menos temperatura se necesitará aplicar con la plancha de sublimado.

Plancha para sublimar transfer y plancha para serigrafía

La diferencia entre una plancha para transfer y una plancha serigráfica es que las utilizadas para serigrafía utilizan temperaturas más bajas y el calor y la presión son distribuidas de forma diferente.

Las planchas para serigrafía distribuyen el calor de forma irregular, mientras que para el proceso de sublimado se requiere de un desplazamiento de calor uniforme. Por eso las planchas de sublimar transfer tienen una resistencia más cerrada y encapsulada.

No obstante, las aplicaciones de las planchas para estampado son variadas, pues pueden servir para varios tipos de impresión, como serigrafía, transfer, pedrería, vinil textil o vinil impreso.

Para ello se debe tener en cuenta el calor que proporciona la plancha para sublimar, así como considerar los factores de tiempo y presión que hemos mencionado.

Previous PostQué es un taller de serigrafía
Next PostCómo hacer camisetas estampadas en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obrir conversa
1
Tens alguna pregunta?
Hola!
En què et podem ajudar?